La Responsabilidad de los Padres

 

Como padres de familia tenemos una gran responsabilidad frente a la crianza de nuestros hijos, por eso, debemos atender los consejos que las Sagradas Escrituras nos dan al respecto.

La Biblia enseña:

“Vara y corrección darán sabiduría, pero el muchacho dejado a la deriva avergonzará a su madre” (Proverbios 29:15).

Para entender la instrucción que se nos da en el texto anterior, debemos analizar cada una de sus partes y hallar el tesoro que se encuentra en ella, teneiendo en cuenta que ese texto fue escrito originalmente en idioma hebreo. Veamos:

La palabra “vara” en hebreo que se usó es “shévet” “שֵׁבֶט”, que es la misma expresión que se usa para “tribu o clan”, eso significa que la “vara” es una “medida” de comportamiento social, es decir, para pertenecer a una tribu hay que someterse a las normas o leyes que la rigen, eso nos hará parte integral del núcleo.

La segunda palabra que traducimos como “corrección” es “tojejáh” “תּוֹכֵחָה”, que viene de la raíz  hebrea“yajaj” “יָכַח” que significa “hacer entrar en razón o en consciencia”, es decir crear consciencia en nuestros hijos.

La tercera expresión que tenemos es “dejado a la deriva”, que la traducimos de la palabra “meshulaj” “מְשֻׁלָּח” de la raíz “shalaj” “שָׁלַח” que significa “enviar”. Esta palabra tiene dos perspectivas, una es “enviar” con una misión o propósito a alguien. La otra, es “enviar o despachar” a alguien para que camine de manera errante, a la deriva, sin propósito, tal como aparece en la historia cuando Abraham “envió o despidió” a Agar la esclava, y ella anduvo errante, lo podemos ver en Génesis 21:14. Algunas versiones traducen esta palabra como “consentido”, nosotros preferimos traducirlo más apegado a lo que el texto dice realmente.

La cuarta es “bush” “בּוּשׁ”, que significa “avergonzarse o vergüenza” en sentido de condición o sentimientos de sentirse inútil o inferior. Es decir, que la madre encargada de la crianza de sus hijos verá cómo estos serán inútiles e inferiores, porque ella no hizo lo que debió hacer, su mismo trabajo fue inútil y tal como su hijo, ella misma se sentirá.

En pocas palabras lo que el Proverbio quiere decir es, que a nuestros hijos debemos enseñarles a sujetarse a las normas o instrucciones que rigen nuestro clan o familia, esas normas las pone el padre de familia, en este caso para un creyente en el Todopoderoso Creador se trata de su Toráh (Instrucción) o Ley de Dios. Y la madre es la que debe cuidar que los hijos cumplan fielmente estas instrucciones, mientras están bajo su mando, ya que después de eso será muy difícil, Es mientras se encuentra tierno y en tiempo de aprendizaje.

Haciendo esto, haremos entrar en razón a nuestros hijos y actuarán en consciencia de su responsabilidad. Eso, hará que no sean persona a la deriva, que divaguen en sus pensamientos, que vivan sin propósitos o metas, no serán seres inferiores sino a la medida de lo que el Creador demanda de nosotros, y esta medida para nosotros es la del Mesías, la del varón perfecto que se sometió a toda Justicia e Instrucción.

Por Carlos Rabat

 

Etiquetas:  

Deje una respuesta

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

cinco − tres =